Prefacio

tumblr_static_tumblr_static_filename_640

El aire coloreaba como el humo de una hoguera una estela negra de ceniza en el cielo. Desconozco durante cuánto tiempo estuve contemplando aquellos dibujos. Las pequeñas cenizas de lo que había sido madera de pino caían sobre nosotros. Pronto comencé a escuchar las toses y los gritos a mi al rededor de aquellos que morían al respirar. Desde luego las llamas tenían su poder hipnótico, pero su humo más.

Como un mono me baje de una rama y a través de los árboles en llamas conseguí llegar al claro donde estaba el coche. Para cuando llegué estaba rodeado de un hospital improvisado. Quizás una cámara funeraria. Los cuerpos quemados de civiles se acumulaban inertes apoyados en el lateral de mi coche, abandonados para poder atender a las demasiadas almas que apenas seguían respirando de aquel aire tóxico. De pronto asimilé lo que había sucedido y vomité. Vomité hasta que mi cuerpo entero se vació de asco al mundo que se nos venía encima, vomité hasta que pude recuperar las fuerzas mentales, hasta que me convencí de poder superar lo que iba a ver en cuanto levantara la cabeza. Me limpié con la manga del abrigo las lágrimas y la boca, me puse la capucha y me dispuse a atravesar aquella mina de heridos de ceniza respirando a través de mi bufanda…

 

 

 

 

Anuncios

DIVANES – 1º Capítulo – El delirio de Cotard (En desarrollo)

Harrison entra en la habitación, cierra la puerta, se aclara la garganta

HARRISON

Buenos días

Se sienta en el sillón

¿Que tal todo?

Al otro lado, una mujer está sentada en un diván con las rodillas pegadas al pecho. Harrison alarga su mano hacia la paciente

HARRISON

Mi nombre es Harrison, ¿su nombre?

SISI

Cecilia, mis amigos me llamaban Sisi.

HARRISON

Cuéntame Sisi, por qué has visto necesario el acudir a esta sesión?

SISI

Yo no lo he visto necesario, me he visto obligada por mi familia.

HARRISON

¿Y por qué creen tus familiares que necesitas venir aquí?

SISI

Bueno…

Sisi desvía la mirada hacia la ventana mientras se rasca en antebrazo derecho.

HARRISON

Empecemos por una pregunta sencilla, cuando años tienes sisi?

SISI

28, 29 dentro de dos semanas.

HARRISON

Fenomenal, y a que te dedicas? estás trabajando?

SISI

Si, trabajaba. Era directora de marketing de una pequeña empresa de venta de flores online.

HARRISON

¿Directora? Un puesto con mucha responsabilidad, ¿no?

SISI

Supongo.

HARRISON

¿Tiene hijos, marido?

SISI

Tenía…novio, quiero decir.

HARRISON

¿Tenías?¿Como se llamaba?

SISI

Marti.

HARRISON

¿Crees que eras feliz con Marti?

Sisi le mira pensativa

HARRISON

¿Qué hacíais juntos?

SISI

No se, muchas cosas. Estábamos casi siempre juntos

HARRISON

Bueno, mas facil, ¿Como os conocisteis?

SISI

En una fiesta, era el 92º cumpleaños de su abuela. Ella y la mía son íntimas. Lo tenían planeado.

Sisi comenta aun con la mirada perdida y una leve sonrisa asoma

HARRISON

¿A qué se dedicaba?

SISI

Actuaba en el teatro.

De repente Harrison se incorpora y la mira fijamente a los ojos

HARRISON

¿Qué pasó Sisi?

SISI

Murió.

INT – TEATRO- NOCHE

SISI (VOZ EN OFF)

Llevaban un año preparando una obra de teatro sobre la corte francesa .

El hacia de Luis XVI, le tenían tapada la cabeza y debía fingir caer al suelo antes de llevarle hacia la horca. Marti llevaba muchas semanas nervioso, ensayando para intentar hacer que la escena de la horca fuera lo más realista posible.Pero algo salió mal.

El verdugo de la obra le pone la bolsa sobre la cabeza

Según lo ensayado, tropezó y cayó al suelo pero no se volvió a levantar. Un aneurisma dijo autopsia. Llevaba días quejándose de un dolor de cabeza que achacamos al estrés. Tantas semanas preparándose y nervioso porque su muerte fuera lo más realista posible, y al final murió de verdad.

VERDUGO

“…No por arrastrarse como un gusano su vida será perdonada.”

El verdugo intenta levantarle, sin embargo éste no se mueve. Le gira y le quita la bolsa de la cabeza.

VERDUGO

MARTI! MARTI! QUE ALGUIEN LLAME A UNA AMBULANCIA!

Todo el mundo se altera y comienza a gritar y moverse.

INT -SALA DE PSIQUIATRA – TARDE

HARRISON

La muerte de un ser querido de una forma así es un suceso muy traumático para los que quedan.¿Quieres mi ayuda para superarlo?

Sisi le mira con la cabeza ladeada y una media sonrisa en la cara

SISI

No es exactamente eso por lo que estoy aquí…

HARRISON

¿Crees que has superado el duelo?

SISI

Oh no, no lo he superado

Sisi se ríe y continúa

De eso estoy segura. Pero no es con el duelo con el que tengo problemas.

HARRISON

Pues cuéntame de qué puedo serte de ayuda

SISI

En los últimos meses han ocurrido cierto sucesos en mi vida que no consigo que mi familia entienda.

HARRISON

¿Que sucesos? ¿Podrías contarme más?

SISI

Verá, si creyese en las almas gemelas podría decir con certeza que Marti era la mia. Así que perderle de esta manera y cuando aún nos quedaba tanto por vivir…Me rompió, me dejo sin corazón.

HARRISON

Entiendo que la pérdida de un ser querido es una situación extrema.. pero el duelo es una forma…

SISI

Lo que no consigo hacer entender a la gente es que cuando pierdes a tu alma gemela es como si te faltase la mitad de tus miembros, para sentir…El día que me di cuenta de que me había quedado sola fue el día en que me di cuenta de que todo había cambiado.

Sisi se remanga y muestra una cicatriz de unos 4 cm desde la muñeca hasta su antebrazo. Es una cicatriz que aun tiene los bordes rosados.

INT -CASA SISI – TARDE – PASADO

Sisi entra en su casa y deja el abrigo y las cosas mientras habla

SISI

Martí siento llegar tan tarde, no veas el día que he pasado. Las margaritas para el cumpleaños del sábado han llegado marchitas y las rosas para la boda del domingo son amarillas en vez de rojas! Llevo todo el día discutiendo con ineptos que no saben…

INT -SALA DE PSIQUIATRA – TARDE

SISI 

Por un minuto me había olvidado de que Marti ya no estaría en casa para escuchar mis quejas sobre los inútiles floristas con los que tenía que trabajar.Me di cuenta de que ya nada sería igual, me faltaba un pulmón, la mitad de mis costillas…¿Como se puede vivir con la mitad del cuerpo? La respuesta es sencilla, no puedes.

INT -CASA SISI – TARDE

SISI (VOZ EN OFF)

Así que decidí darme un baño. Rocié el perfume de Marti en el agua, quería sentir como si me estuviera abrazando. Me serví una copa que había quedado de nuestra cena de aniversario y me metí en la bañera.

Sisi se mete en la bañera, suspira,disfruta.

Casi podía escuchar a Marti animandome tras el duro día. Había llegado el momento.

Aparece la copa vacía. Continúa hablando la voz en off:

Cuando tenía 12 años una vecina nuestra se suicidó. Esto me levanto cierto interés morboso cuando las cotillas de mi edificio hablaban de que Carla había elegido la manera más desagradable de morir. Atando una cuerda a una viga y ahorcandose. Descubrí que si no te rompes el cuello al caer puedes estar agonizando durante minutos y minutos, sufriendo un horrible dolor de cuello y luchando contra tus propios instintos que intentan salvarte la vida hasta que por fin la falta de oxígeno te deja inconsciente y te mata. Nunca me ha gustado el olor a gasolina así que taponar el tubo de escape y ahogarme con el co2 del motor no me llamaba la atención. Si me iba a morir por lo menos tenía que ser un momento agradable, quería morir con una sonrisa, como cuando Marti estaba conmigo.

Cortarse las venas es más cuestión de habilidad que de fuerza. Tienes que saber un poco de anatomía, el cuerpo no te lo pone fácil. Pero si sabes donde cortar…

La sangre comenzó a caer a borbotones en la bañera, gota a gota. Aunque para entonces era un río, Había sido más fácil de lo que esperaba, pero sabiendo que Marti me esperaba al otro lado, cualquier camino era fácil. Me relaje en el agua escuchando la canción favorita de Marti y sintiendo el calor del agua que me facilitaba su camino a él. Recuerdo que lo último que pensé fue “espero que a Marti no le importen las cicatrices”.

…..CONTINUARÁ

Lecciones

Hoy me ha dado por gritar, por decir que no, por molestarte. Por no dar la razón, por exigir mi parte, por fastidiar. No quiero que me cambien, a mi, mis planes. No quiero que me pidan, que me aguanten, y desde luego no deseo nada de lo mío a nadie. Hablo de las recompensas, pero también de las perdidas, el dolor o las incongruencias. Y es que todo trae consigo un aprendizaje, y a nadie nos gusta el proceso de aprender, sino nacer sabiendo quién fue el primero que llego a la luna. Las grandes lecciones vienen acompañadas de grandes cambios. Cambios en tu vida, tu forma de ser. Y esperamos mientras tanto a que una mañana nos levantemos sabida la lección y con ganas de comernos el mundo. Mientras tanto algunos nos quedaremos en el sofá, con una tarrina de Häägen-Dazs y alguna buena serie, pensando sobre lo que algún día llegaremos a ser capaces.

tumblr_lb9w1xytNG1qauttno1_500

Safe

Podía, con solo escuchar su respiración,Captura de pantalla 2015-08-08 a las 12.56.21

cruzar en rojo sin mirar de soslayo,

dejar mis zapatos a un lado por una vez,

y volver a caminar con los pies desnudos.

“Vuela conmigo”, le susurré,

Y de tanto en tanto se descalzaba también,

sin correas de grilletes,

y aun así espinas cicatrizadas en la piel,

me cogía la mano para que yo pudiera saltar trampolines,

me erizaba la piel saber que era él.

Tok, tok, tok…

Como el perro que solo se preocupa por su pelota cuando se la quitan. Como el mendigo al que le extraen la manta que le protege sin saber que la tenía. Como la anoréxica que se enfada cuando le retiran la comida. Como el suicida que se hierve de odio y genera amor propio contra los demás cuando cortan su cuerda.

Nunca olvidarás, incluso aquello que jamás recordarás. Pero recordarás aquello imprescindible que habías olvidado recordar.

¿Forzamos al destino o nos fuerza él a nosotros?

Entre el humo y dos cartas te vi,
bañado en sal y arropado con arena.

Mil y una repetidas canciones te bailé
al ritmo del pulso entre tu mano y la mia,
ignorando el resto de pies que saltaban sin descanso.

Fuimos marea entre las olas,
abandonando al resto del mundo en la Tierra,
siendo peces que hablaban entre miradas hambrientas.

Trayéndome el verano a mi vida
mil besos nos repartimos entre ambos,
almacenes infinitos de cariño incalculable.

Conocí la paciencia,
Los verdaderos reencuentros,
Los viajes express.

Cientos de tipos de loros
Los dragos milenarios
La crema de cacahuete.

Quererte contigo,
Quererte lejos de ti.

Volando entre mil dientes de león te encontré,
un huracán sureño arrancando las sombras
y otras tristezas del peso de tejados.

Capitulo 1

La vida, no más que unas simples líneas en la palma de tu mano. Dicen que ya al nacer estamos obligados a experimentar un destino escrito en cada uno de nosotros. Pitonisas, gurús, frikis de la metafísica y de lo paranormal…todos ellos nos ponen en aviso, nos leen el futuro, nos ofrecen la oportunidad de reinventarnos, Suena a broma, riámonos, si si, pero luego bien que nos dejamos encandilar. Aunque Sandro Rey nunca nos coja el teléfono.

¿Si te dieran un libro con tu vida escrita leerías el final? Yo no sabría contestar a esa pregunta. Mentiría si dijera que no echaría ni una ojeada abriéndolo por alguna de sus páginas al azar. Probablemente algún nombre, lugar u otra simple palabra, una de tantas, captara mi atención, provocando en mi la inmensa necesidad de devorar el libro entero hasta la última página. Machacaría la última frase. Mi última frase.

¿Acabaría bien? Quizás casada con un futbolista o divorciada de un gran multimillonario. Ojalá. Viviendo en otro país y sabiendo hablar múltiples idiomas. Una bonita casa en algún lugar con playa, muchos nietos, muerte natural. Puede que me atropelle un autobús de camino a casa un día de estos y el libro sea corto, de pocas páginas, pero oye, que bonito es soñar, ¿o no? No nos pongamos dramáticos.

Madrid y sus millones de habitantes me encantan. Sobre todo por eso de cambiar de aires y la gran cantidad de oportunidades que te otorga para un futuro más prospero y esas cosas que se suelen leer en la revista informativa de la universidad. Sus aceras repletas de gente, su tráfico, sus edificios- los del centro, claro.- cada bar desprendedor de las voces del gentío con alguna que otra copa de más. Hay personas que prefieren la tranquilidad. Yo, digamos, que necesitaba esto.